miércoles, 10 de septiembre de 2008

“Considerarme actriz es fuerte”


Está cansada de que sólo vea en ella a una chica guapa. Piensa que las oportunidades que le dan en el trabajo no son sólo por su físico. Le gusta el mundo audiovisual y pelea por seguir.

Marta Torné es muy polifacética. Hemos visto cómo se desenvolvía presentando un programa de televisión, concretamente el de Ana Rosa Quintana: cómo le plantaba cara a Nacho Vidal en una entrevista; y estamos viendo cómo se desarrolla como actriz en El internado. Es guapa, joven y con muchas ganas de trabajar y de triunfar.Muchos no daban un duro por su forma de interpretar, pero casi todos sus detractores han reaccionado y han rectificado.

Algunos no creían nada en usted.
Mira, hay veces en que te meten dentro de un cliché y es difícil salir de él. Pero creo que en la tercera temporada ya les he hecho salir de dudas.

Presentadora, actriz, ¿qué prefiere?
Actriz. Pero quiero dejar claro que lo de ser actriz es algo muy fuerte. Yo estoy aprendiendo. No me considero todavía actriz, estoy en esa fase en la que tengo dar el do de pecho en todo.

Las malas lenguas, movidas por la envidia seguramente, dicen que Marta Torné es sólo una buena fachada.
El físico ayuda, eso seguro, pero le diría a quien dice eso que me han elegido para una serie que gana premios y que está muy bien situada. No creo que se hayan fijado sólo en si soy guapa o no.

¿Cómo se siente?
¿Anímicamente?

También, pero me refería a físicamente, ¿cómo se ve?

Anímicamente estoy en uno de mis mejores momentos. Tener trabajo ayuda mucho. Físicamente, me veo normal. No estoy mal,me gusta mi imagen, pero nome veo arrolladora.

Sale en Interviú, está en las listas de jóvenes actrices más atractivas, tiene miles de entradas en el Google…
Ya, pero eso es tan pasajero como lo de ser guapa. Todo pasa. Ahora estoy volcada en mi carrera, en mi segunda temporada en El internado. Me siento un poco más segura, he perdido ese nerviosismo que me atenazaba, pero aún me falta mucho.

Le falta mucho ¿para qué?
Para llegar a ser una buena actriz, para sentirme plenamente segura en el papel.

¿Le han hecho sentirse una intrusa?
No lo soy. Mira, no soy yo la que va y se presenta porque sí a un casting. Amíme llaman, me ofrecen un papel,me hacen unas pruebas,me dicen que no están nada mal y yo firmo un contrato. ¿Qué pasa, que hay que pasar por la Escuela de Arte Dramático? Pues no, señores, yo no he pasado y aquí estoy. Y espero seguir.

Dijo que Garcí le había llamado para una película. ¿Qué pasó?
Que no pudo ser, que las fechas no nos encajaban. Yo estaba muy ilusionada, pero eso me enseñó algo: que no debo hablar antes de que las cosas estén hechas, firmadas. Es algo que debemos aprender todos. Poco a poco voy aprendiendo cosas, una de ellas es a ser mucho más prudente.

En su papel de María se convirtió en la manzana de la discordia entre Héctor (Luis Merlo) y Elsa (Natalia Millán)…
No, yo era la nueva y ellos tenían ya rota su relación de pareja. Me pusieron como manzana de la discordia, pero nada más.

¿Le gustan las series de misterio?
El misterio siempre tiene un punto que atrae. La serie juega mucho con lo misterioso, pero no es lo más importante.

¿Cómo se siente entre sus compañeros?
Magníficamente. Me tratan bien, pero yo también a ellos.

Hay muy buen rollo entre todos. Te parecerá un tópico, pero es que…

Se llevan ustedes tan bien.
No te rías, lo ves ahora que estamos casi todos juntos. Nos lo pasamos divinamente.

No se van a tirar de los pelos delante de los medios, ¿no?
Ja, ja, ja… Pues no, es verdad, yo me llevo muy bien.

Usted, como la canción de Serrat, nació en el Mediterráneo, ¿echa mucho de menos Barcelona?
Es mi refugio. Me voy allí en cuanto puedo. Es verdad, nací en el Mediterráneo y soy muy de allí. Pero trabajo en Madrid y debo estar donde esté el trabajo.

¿Le molestan las críticas?
No, siempre que sean adecuadas ami trabajo.Me molestan cuando se meten con otras facetas de mi vida que nada tienen que ver con lo profesional. También cuando te ponen etiquetas y, aunque tú pases página, ellos siguen erre que erre.

¿Qué es lo peor que le ha pasado?
No sé, estoy muy agradecida a casi todo. Lo peor fue estar un año esperando a que me llamen para algún trabajo. Llevo mal lo de esperar porque soy muy impaciente. Pero no me puedo quejar de lo que he conseguido.

Nacho Vidal.
Hice un trabajo en TNT y todo aquello entraba dentro del trabajo, no sé porque todo el mundo tiene que recordar esa entrevista. Te lo aseguro, he hecho más cosas en mi vida.

¿De qué se arrepiente?
De haber confiado en personas que no estaban a la altura de esa confianza. Supongo que nos pasa a todos.

¿No le gusta?
Medisgustan la hipocresia, que no digan las cosas de frente y las puñaladas por la espalda.

2 comentarios:

Ani dijo...

Me parece increíble lo bien que actúa Marta Torné en El Internado!! Me sorprendió muchísimo!! Consigue que te olvides por completo de que es Marta Torné y te parece una pobre madre limpiadora que no sabe qué hacer para recuperar a su hijo...De verdad que lo hace genial, fue una grandísima sorpresa, no me lo esperaba para nada!! Viva Marta Torné y viva el Internado!!

Blog no oficial de Marta Torné. dijo...

Gracias por comentar y visitar el blog!!!

Datos personales

Mi foto
Barcelona, Barcelona, Spain